El Gobierno de Córdoba otorgará licencia ambiental para la Autovía de Punilla

El Gobierno de Córdoba otorgará licencia ambiental para la Autovía de Punilla

   El Gobierno de la Provincia de Córdoba ya tiene resuelto otorgarle licencia ambiental al proyecto para la construcción de la Autovía de Punilla, por lo que el tramo San Roque-Molinari de la megaobra tendrá luz verde para ponerse en marcha en los próximos meses.

   Según confirmaron fuentes oficiales a La Estafeta Online, está previsto que la próxima semana se publique en el Boletín Oficial la resolución de la Secretaría de Ambiente de la Provincia en la que se aprueba el estudio de impacto ambiental elaborado por Caminos de las Sierras en base al pronunciamiento final de la Comisión Técnica Interdisciplinaria que evaluó y finalmente avaló el proyecto.

   La nueva traza, dibujada ahora hacia el oeste de la Ruta 38, contó además con el visto bueno de los intendentes, quienes –a través de sus Concejos Deliberantes o bien por decreto- otorgaron a la empresa “la factibilidad de localización y uso conforme del suelo” para el desarrollo de las obras.

   Esta resolución, que llevará la firma del secretario de Ambiente, Juan Carlos Scotto, implica el cierre de un largo proceso administrativo que incluyó las jornadas de audiencias públicas virtuales, en las que alrededor del 90 por ciento de los expositores se pronunció en contra, advirtiendo sobre el fuerte impacto ambiental que tendrá esta obra en la región. 

   La publicación del informe de la Comisión Técnica es aguardada desde hace dos meses por los integrantes de las Asambleas Ambientales de la Punilla y Córdoba, que permanecen en “estado de alerta” e insisten en que la autovía no cuenta con “licencia social”. 

   De hecho, el 20 de julio pasado presentaron una denuncia ante el Comité de Transparencia de la Corporación Andina de Fomento (CAF) para solicitar a esa entidad que revea la cesión del crédito a la Provincia para financiar la obra, argumentando que la iniciativa “no respeta las salvarguardas ambientales”.

   El proyecto de la Autovía plantea una longitud total de 43,5 kilómetros y conectará el tramo recientemente ejecutado denominado Variante Costa Azul con La Cumbre. Para su desarrollo el proyecto se dividió en dos tramos y el primero llegará hasta Molinari, en un recorrido de 21,7 kilómetros. Para este trayecto inicial, el Gobierno de la Provincia obtendrá un crédito de 75 millones de dólares de la CAF, aunque el desembolso total se estima en los 100 millones de dólares. Respecto a la construcción del tramo hasta La Cumbre, se prevé que comience en 2023.

   En la primera jornada de la audiencia pública virtual, responsables de la empresa Caminos de las Sierras –a cargo de la ejecución del proyecto- reconocieron que la obra tendrá un fuerte impacto ambiental en la región, ya que sus cuatro carriles pasarán por zonas rojas y amarillas de bosques; zonas de riesgo arqueológico y paleontológico; áreas protegidas; cuencas hídricas y extensos territorios con fauna autóctona y flora nativa (ver nota).

   Sin embargo, el estudio de impacto ambiental concluye que la propuesta es “técnica y ambientalmente factible en la medida que se implemente el plan de gestión ambiental, se realice la capacitación de los actores intervinientes, se cuente con responsables ambientales” como arqueólogos y paleontólogos, además de la implementación de una “comunicación eficiente para la comunidad, a los fines de fortalecer el seguimiento de las medidas de mitigación y su adecuación permanente”.

   Las zonas en las que generará mayor impacto serán en San Roque y Bialet Massé, teniendo en cuenta que el sector demandará la construcción de un empalme con la autovía Variante Costa Azul y cruzará por el ejido urbano hacia el sector oeste. 

   Además, habrá un puente sobre el río Yuspe, cerca de la juntura con el Río Grande; otro a 500 metros del Portecello en Villa Giardino y la traza también cruzará el Área Protegida Los Gigantes.

Foto: La Voz.