Dieminger sobre la inseguridad: “Preocupa mucho, pero sigue siendo una ciudad segura”.

Dieminger sobre la inseguridad: “Preocupa mucho, pero sigue siendo una ciudad segura”.

   Tras la seguidilla de hechos delictivos en La Falda, el intendente Javier Dieminger afirmó este miércoles que la situación “preocupa mucho”, aunque consideró que la ciudad "sigue siendo segura”. 

   En este sentido el mandatario señaló que, tras reunirse esta semana con autoridades locales de la Policía de Córdoba e integrantes del Centro Vecinal Villa Edén, se acordó “elaborar propuestas y trabajar en conjunto” en la prevención de los robos.

   De esta manera, Dieminger adelantó que la Policía se comprometió a incrementar los patrullajes y sumar equipamiento para realizar controles vehiculares y de identidad en varios puntos de la ciudad, entre ellos la Terminal de Ómnibus de La Falda, y la estación de tren de Valle Hermoso. 

   “Preocupa mucho porque realmente fue uno tras otro y vemos que hay una necesidad de seguridad. Venimos apoyando a la Policía, pero realmente no se han visto los resultados. Como ciudad turística nos preocupa muchísimo porque es una propaganda que el turista analiza a la hora de elegir dónde vacacionar y nosotros creemos que La Falda sigue siendo una ciudad segura”, manifestó Deiminger a la prensa. 

   Y agregó: “La Policía reforzó los patrullajes. Van a traer un camión para hacer control de rostros y patentes. Nosotros les hemos marcado que eran supuestos vendedores ambulantes que vienen a reconocer el área, por eso los controles se van a hacer en los puntos de traslado, porque es gente que se mueve en colectivo y tren. Vienen a ver quién se descuida para aprovecharse”. 

   Por último, luego de que se confirmara que los delincuentes que golpearon al matrimonio para robarle se hacían pasar por vendedores ambulantes -en el lugar del hecho abandonaron una bolsa con condimentos- el intendente hizo hincapié en que la ordenanza que prohíbe esta modalidad de venta continúa vigente y en los próximos días se publicitará para que los vecinos los denuncien en caso de detectar a personas que no son de la zona.

   “No es en carácter de desmerecer el trabajo, sino de cuidar al vecino. Hay algunos que son de la zona y los conocemos. El tema es señalar aquellos que no”, cerró.