Un año de gestión en pandemia: el balance de cinco intendentes de Punilla

Un año de gestión en pandemia: el balance de cinco intendentes de Punilla

   En coincidencia con la apertura de sesiones legislativas a nivel nacional, este lunes cinco intendentes de la región centro-norte del Valle de Punilla pusieron en marcha el periodo parlamentario ordinario en sus respectivas ciudades y realizaron un balance de sus gestiones en un año marcado por la pandemia de coronavirus.

   Estado de las cuentas públicas, prestación de servicios, balance turístico y avances en la obra pública fueron los ejes de los discursos de los mandatarios, quienes además plantearon los principales desafíos y metas para el año en curso.

   La Cumbre

   Pasadas las 11:00, Pablo Alicio tomó la palabra en la a Sala Berti. Allí, a poco más de una año de asumir en su gestión como intendente interino, el mandatario señaló que su gestión tomó el desafío de “darle continuidad” al mandato de Rubén Ovelar, que consiguió “estabilidad económica, orden administrativo y soluciones a problemas históricos de la localidad con la concreción de obras de infraestructura”, aunque señaló que la pandemia obligó a “modificar el plan”.

   En este sentido, Alicio destacó la tarea de los trabajadores municipales y del sector de Salud en la implementación de las medidas de prevención y control que –remarcó- “con errores y aciertos” llevaron a que “sólo el dos por ciento de la población padeciera la enfermedad”.

   Respecto a la prestación de servicios, el intendente destacó que gracias a obras hídricas, y a pesar de la mayor sequía en los últimos 65 años, se pudo brindar el servicio de agua y adelantó que para este 2021 se buscará llevar la red de agua a 64 frentistas, habilitar el gas natural en dos instituciones escolares para el próximo invierno y continuar con el plan de residuos sólidos urbanos, mejoramientos de espacio y luminaria pública.

   Además, manifestó que en la agenda 2021 estará la ejecución de los fondos otorgados por el Programa Argentina Hace, en el cual La Cumbre fue beneficiada con 40,5 millones de pesos para la elaboración de un plan de 3.500 metros de cordón cuneta; 1.500 metros de cordón serrano; 21.000 metros de adoquinado y 700 metros de badenes, con la perspectiva de generar 36 puestos de trabajo directos.

   Por último, Alicio adelantó el reacondicionamiento de los edificios históricos en la localidad partir del reciente nombramiento como Poblado Histórico Nacional, que fuera sugerido por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y Bienes Históricos y finalmente abalado por un decreto con la firma del Presidente de la Nación, Alberto Fernandez.

   “La mayoría de los cumbrenses queremos lo mismo, aunque pensemos distintos. Invito a todos a que trabajemos juntos porque creo que es la única forma de que la localidad progrese. A los que critican de manera destructiva, que se sienten a esperar”, cerró.

   Valle Hermoso

   A las 17:00, y en un extenso resumen de gestión presentado de manera online, Jorge Caserio destacó el trabajo realizado en las distintas áreas en plena pandemia y destacó especialmente la ejecución del 82 por ciento del presupuesto 2020 y la cancelación de deudas generadas en la anterior administración.

   Además agradeció a los integrantes del Concejo Deliberante por su “respaldo” con la sanción de “ordenanzas importantes” para la localidad, como la de cupo trans y la delimitación de una zona de amortiguación que ayudará a ordenar el avance de la urbanización en las inmediaciones de la Reserva Natural Vaquería, entre otras.

   En el capítulo dedicado a la obra pública, el mandatario destacó las obras de ampliación del parador de la terminal -zona que se complementará con la instalación de una estación de servicios GNC y la llegada del tren- y agradeció el apoyo del gobierno nacional para la continuación de obras como el Centro de Integración Comunitaria (CIC), del cual confirmó que ya se acreditó la primera partida de 7 millones de pesos, por lo que la intención es “finalizarlo antes de fin de año”.

   Respecto a la obra de la calle Zarratea, afectada por el desagüe del Camino del Cuadrado, Caserio precisó que se encuentra en etapa 3 y que los planos para la pavimentación de las calles de la zona ya se encuentran aprobados, aunque el plazo para la reparación total podría extenderse hasta el próximo año ya que las 5 etapas de la obra tienen un costo superior a los 45 millones de pesos.

   Por último, adelantó que ya se elevaron los papeles del pedido a Nación para la construcción de 20 viviendas sociales en terrenos municipales, aunque aún se aguarda respuesta, y adelantó proyectos para ampliar obras de gas natural a los colegios, la Policía y el edificio del Punto Digital.

   “Ha sido un año especial que nos enseñó varias cosas. Una de las más importantes es que tenemos que trabajar en conjunto porque es la única forma de salir adelante. También quiero destacar la solidaridad y el sacrificio demostrado por los vecinos de la localidad a la hora de cumplir con sus obligaciones en un año muy difícil”, indicó Caserio.

   Capilla del Monte

   A las 18:00, en el cine teatro Enrique Muiño, el Intendente Fabricio Díaz destacó la importancia que tuvo el turismo a pesar de la pandemia y adelantó el lanzamiento del programa “findes en Capilla del Monte” a la par de un plan que fomente el turismo sustentable.
Según relató el portal local CDM Noticias, Díaz señaló además que convocará “a todas las fuerzas políticas para la actualización del Plan de Desarrollo integral” con el objetivo de construir consenso y diseñar un “nuevo manual” para la localidad.

   En cuanto a la obra pública el mandatario destacó las gestiones para la realización del puente carretero y peatonal que conecta Faldas del Uritorco – La Banda con La Toma y anunció el comienzo de las obras para la nueva terminal de ómnibus y compra de maquinaria.

   Además señaló que se elaborará un plan para otorgar lotes a familias que tengan 15 años de residencia en la localidad y continúen con problemas de vivienda.

   “Sabemos que falta muchsímo, lo tengo claro. La deuda social, los problemas de infraestructura… Pero vamos a estar a disposición los próximos tres años para resolver los problemas y reivindicarnos con Capilla del Monte. Encontramos el rumbo y sabemos que vamos por el buen camino”, cerró Díaz.

   Huerta Grande

   Pasadas las 19:00, a través de un video grabado y difundido por las redes sociales oficiales, el intendente Matías Montoto calificó al 2020 como un “año lleno de incertidumbres” donde el municipio buscó preservar la salud de los vecinos con medidas preventivas, aunque señaló que no se dejaron de realizar “obras tendientes a mejorar la calidad de vida”.

   “Fue un año extremadamente complejo en materia de salud, con una crisis socioeconómica cuyas consecuencias afectaron a los sectores más humildes y esto nos obligó a reforzar recursos para asistencia social”, manifestó Montoto

   Y agregó: “Aun así desplegamos arreglos, mantenimientos y ampliaciones en las redes de agua, infraestructura vial y espacio públicos, como la puesta en funcionamiento de los filtros de la planta Villa los Diques; el entubado de la vertiente de El Ojito y arreglos en la Plaza Manuel Belgrano”.

   Además, el mandatario agradeció el “apoyo” que recibió del gobernador Juan Schiaretti, al tiempo que destacó el trabajo realizado por todo el personal municipal, de salud, del área administración, funcionarios y concejales que “estuvieron presentes en momentos difíciles, poniendo el hombro”.

   “Pese a la pandemia y la crisis Huerta Grande siguió adelante con el esfuerzo de todos. Lo seguiremos haciendo y estaremos presentes en cada barrio con más servicios. Queremos una localidad más saludable e inclusiva”, remarcó.

   Villa Giardino

   Por último, minutos después de las 21:00 en el Cine Teatro Alejandro Giardino, el intendente Omar Ferreyra hizo su balance del 2020, año al que calificó como “un hito en la historia de la localidad” que obligó a replantear las prioridades, aunque remarcó que “gracias a una buena administración” de los recursos municipales se continuaron realizando obras.

   “Se realizaron cordones cunetas y vados en cuatro calles de la localidad donde se mejoró el tránsito en épocas de lluvia, generando además seis puestos de trabajo para familias de nuestro pueblo. Se puso en valor de la plaza San Martín para ordenar las actividades que allí se realizaban, incluyendo cambio en luminarias y trabajos de pintura y reparación”, describió Ferreyra.

   Además, el mandatario remarcó reparaciones llevadas a cabos en instituciones intermedias de la localidad, como el cuartel de bomberos y el centro de jubilados y resaltó las obras para el mejoramiento del servicio de agua en caños troncales y la instalación de nuevas bombas de captación para aumentar la presión que –remarcó- “minimizaron los cortes de suministro de agua durante el verano”.

   “Terminamos el cumpliendo con todos los compromisos económicos y sin deudas con los proveedores, pero sin dejar de invertir. Fue un gran desafío que pudimos sortear con la prioridad puesta en la salud. Seguramente hay muchas cosas para mejorar y nada hubiese sido posible sin el compromiso de los funcionario y empleados, en especial los del sector de la salud. Nuestro deber es seguir avanzando para que, día a día, sintamos el orgullo de vivir en este hermoso lugar”, cerró el mandatario.