Ocupación de febrero: balance “positivo” y el desafío de continuar la temporada

Ocupación de febrero: balance “positivo” y el desafío de continuar la temporada

   Consumada la “parte fuerte” de una temporada estival focalizada en los cuidados sanitarios por la pandemia y con un fin de semana de carnaval a pleno, los municipios de la región centro de Punilla cerraron febrero con un balance “positivo” en cuanto a los porcentajes de ocupación de sus plazas operativas. 
Ahora, el desafío para lo que viene será el de “romper con la estacionalidad” en base a ofertas en estadías durante la semana, fines de semana largos y el turismo de reuniones.

   Con un común denominador marcado por las reservas a último momento, las cabañas fueron los establecimientos más elegidos por los visitantes, aunque dentro del sector de hoteles, los de mayor categoría también registraron un buen funcionamiento.

   “Si bien los porcentajes no son óptimos, hemos cerrado la parte fuerte de la temporada con un balance positivo teniendo en cuenta la incertidumbre del comienzo donde no se sabía cómo iban a funcionar los protocolos, así que el solo hecho de abrir los establecimientos fue muy bueno”, señaló a La Estafeta Online la secretaria de Turismo de La Falda, Luciana Pacha.

   Y agregó: “Lo fuerte terminó, pero la temporada va a continuar. Tenemos muchas consultas y en nuestro caso vamos a mantener las caminatas diurnas y nocturnas porque fue la actividad que más eligieron los turistas, además de trabajar fuerte para le realización de eventos privados”.

   Según números oficiales de cada municipio, los porcentajes de ocupación de febrero cerraron en un 45 por ciento en La Falda; 48 por ciento en Valle Hermoso; 70 por ciento en los casos de Casa Grande, Villa Giardino y Huerta Grande.

   Por su parte, el secretario de Turismo de Valle Hermoso, Abdel Charif, coincidió con su par en rescatar el aspecto positivo de una temporada atípica, en la cual las localidades vieron reducidas sus posibilidades de oferta en cuanto a espectáculos y plazas disponibles.

   “Volver a funcionar, así no sean los números a los que estábamos acostumbrados, es sumamente positivo, sobre todo luego de un año muy duro para el sector. Ahora tenemos que trabajar para romper la estacionalidad y atraer al turista para que los trabajadores y las empresas tengan la posibilidad de seguir trabajando”, indicó.